ama-tu-cuerpo

Cuando nuestros hijos son pequeños y los acariciamos diciéndoles en voz alta cuan guapos están los estamos educando muy sutilmente para que aprendan a aceptar y amar su cuerpo.

Pero con el paso del tiempo se nos va olvidando eso tan importante y la relación con nuestro cuerpo se va deteriorando dando lugar a los complejos, los miedos y la falta de voluntad para encarar la vida como un ser feliz y sano.

El cuerpo es nuestra morada y también nuestro vehículo en la vida, un bello don que hemos recibido por herencia y del que somos absolutamente responsables.

De la misma forma que cuidamos de nuestro hogar y lo vamos reformando podemos mejorar la relación con nuestro cuerpo.

Esto incluye muchas cosas como por ejemplo la dieta, el ejercicio y hasta el modo en como nos relacionamos con los demás o exploramos nuestro interior.

El cuerpo es una fuente de bienes, en esto convergen la conciencia, la respiración y la aceptación que ayudan a no naufragar cuando todo parece ir contra la corriente.

En este espacio pretendo que juntos encontremos la mejor manera para amar y cuidar de este hermoso vehículo que nos acompañará siempre: Nuestro cuerpo.

Sandra.

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *