Cuidado de la salud en las Fiestas de Fin de año y Año nuevo.

Estres

Lo primero que se debe identificar son los motivos que generan estrés. No hay que deshacerse por complacer a todo el mundo, ni exigirse exageradamente, se debe hacer de acuerdo a las fuerzas de cada uno, las fiestas de navidad, no pueden ser para que las disfruten algunos y otros se enfermen por tanto trabajo y estrés.
No hay que castigarse con los balances de fin de año, cada uno hizo lo que pudo, tampoco se deben fijar metas demasiado difíciles de cumplir, no porque otro ha podido cumplirlas, uno se debe sentir mal por no haberlas cumplido.
Lo primero que se debe priorizar es el bienestar de cada uno, y en lo posible el bienestar de la familia.
Muchas veces estas fechas así como invade el espíritu navideño, también a algunas personas les produce cansancio, irritabilidad, mal humor y todo ello puede desembocar en un problema cardíaco.
Para evitar todo ello hay que tranquilizarse, tomar el fin de año como una etapa que se cierra, y otra que se abre y da oportunidad para continuar realizando lo que aún no se pudo realizar, no es un cierre total, sino un volver a empezar y aprender de los errores propios y ajenos.
Muchas veces el reencuentro con familiares o amigos que hace mucho tiempo que no se ven no resulta del todo favorable, pero hay que tratar de dialogar y aceptar al otro como es.
Cada uno es como puede ser y no como nosotros queremos que sea, muchas veces nosotros tampoco somos como ellos quieren que seamos.
Siempre se debe aceptar al otro sin forzar situaciones, permitiéndole que sea auténtico.

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *