Un paseo por Melo

Pensar en Melo, es pensar en Juana de Ibarbourou y su infancia vivida en dicha ciudad. La poetisa inmortaliza muchos lugares de su ciudad natal en pasajes de sus obras literarias. Pero pasemos al recorrido por la ciudad propiamente dicho, la misma ya tiene más de 200 años de existencia. Se encuentra a orillas del arroyo Conventos, el que la arrulla y envuelve cual serpiente de agua por sus riberas. La arquitectura melense presenta destacados exponentes de los estilos de mediados del siglo XIX hasta mediados del XX.

Son claros los ejemplos de conservación de las fachadas de las calles de época que se ven por la Peatonal de la ciudad. También se acompañó dicha recreación con una mejora en el mobiliario urbano y el empedrado de la calle, que sin perder la funcionalidad requerida por el tránsito del siglo XXI se asemeja a empedrados de otras épocas.

La plaza de Melo, destaca por los edificios que la rodean. Como muchas ciudades del interior del país la Catedral y la Comisaría se encuentran a su alrededor. En el templo ubicado en una de las esquinas de la plaza tiene su sede la Diócesis de Melo (recordemos que el Papá Juan Pablo II visito dicha ciudad.)

Otro edificio que data del siglo XIX es la actual sede del Instituto Normal de Melo, donde su fachada denota por las paredes métricas que presenta su añeja construcción.
Otro edificio pintoresco de esta ciudad, como por ejemplo la sede de la Departamental Nacionalista que al igual que en otras ciudades hereda la rica historia de representación del Partido Nacional en los Departamentos del Interior y si pensamos en Cerro Largo la figura de Aparicio Saravia no puede estar ausente.

Dejamos de lado la historia y pasemos a la Gastronomía, en Melo se come bien y a un precio acorde según la propuesta. Hay lugares de más calidad que cobran lógicamente lo que se debe. Un lugar que sin dudas se debe visitar es la Parrillada la Rueda, en la esquina de la escuela Nº1 de Melo, no hay como perderse, su cocina es deliciosa y la relación calidad precio es más que interesante.

Fotos tomadas por: Cecilia Bazzalo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *